Si estás conversando con emprendedores y de repente escuchas las palabras incubadora, aceleradora, hackaton, capital semilla, y otros términos que te dejan anonadado, es hora de que te pongas al día con este diccionario para emprendedores. A continuación, algunas palabras y sus significados que debes saber para que no pases vergüenza conversando con tus colegas emprendedores:

  • Aceleradora: se encargan de ‘acelerar’ el crecimiento de una startup, enfocándose en potenciar la escalabilidad de la misma. Por lo general, las aceleradoras son programas que tienen un marco de tiempo definido, donde se trabaja con mentores, por lo general ejecutivos e inversionistas experimentados. Las aceleradoras de más prestigio son Y Combinator, Techstars y Brandery.
  • Bootstrapping: Cuando buscas el capital que necesitas para lanzar tu empresa entre tus amigos y familiares. Aunque la palabra está en inglés, es muy utilizada en los círculos de emprendedores hispanos.
  • Capital Semilla: son los fondos requeridos para lanzar una empresa.
  • Hackaton: Según Lucia Caballero, periodista española, los hackatones son reuniones de desarrolladores, normalmente convocados por alguna institución o empresa, para que creen algún tipo de software de forma colaborativa. Lo normal es que trabajen en aplicaciones que manejen ciertos datos, las herramientas de una plataforma (como Facebook) o estén enfocadas a conseguir un objetivo prefijado por la entidad responsable del evento. Estas convocatorias suelen estar abiertas tanto a personas como a startups que quieran participar. Si obtienen un buen resultado pueden ver despegar su idea.
  • Incubadora: A diferencia de las aceleradoras, las incubadoras tienden a trabajar con startups en etapas más tempranas. Por lo general, startups que son aceptadas en algunas incubadoras tienen que mudarse a una zona geográfica particular, y trabajar con otras empresas en la incubadora. Los espacios de coworking son una parte importante de la experiencia, ya que muchas incubadoras operan en estos espacios.
  • Outsourcing: se refiere a la externalización de los servicios de una empresa a otras empresas. Esto libera tiempo y recursos para que los empleados de la empresa puedan enfocarse en actividades de más valor.
  • Pivotar: cuando el modelo de negocios utilizado no está funcionando, muchas startups pivotean, o realizan cambios drásticos en el modelo para poder continuar su crecimiento y desarrollo.
  • ROI (del inglés return of investment o retorno de la inversión): es la relación entre la contribución económica de un inversor a un proyecto y el beneficio que ha obtenido de su aportación. Constituye un indicador para medir el rendimiento de una empresa: cuanto más rentable sea el proyecto, mayor será la cantidad que reciban quienes han contribuido a su financiación.
  • Serie A, B o C de financiamiento: las rondas de financiamiento están categorizadas en A, B o C, dependiendo de la maduración de la empresa. Por lo general, la serie A es la primera ronda de financiamiento, y la C es para empresas muy maduras.
  • Startup: una startup es un tipo de emprendimiento que busca generar un alto impacto a través de un crecimiento acelerado, y que busca ofrecer un producto, proceso o servicio innovador para satisfacer una demanda específica del mercado.
  • Tecnología disruptiva: el termino se utiliza cuando surge una innovación tecnológica que deja obsoleta todos los mecanismos, servicios o productos utilizados anteriormente. Por ejemplo, Uber es considerada una aplicación disruptiva ya que ha transformado el sector del transporte.
  • Tracción: Se dice que una startup está teniendo tracción cuando existen pruebas de que se están comprando o utilizando sus productos o servicios.
  • Unicornios: las startups llamadas unicornios son aquellas valuadas en un billón de dólares cuando todavía no han salido a bolsa.