Existen varios elementos a tener presente cuando se piensa en crear una empresa de internet. Algunos de ellos son: que nombre ponerle, cómo posicionarla, rentabilizarla, hacer marketing y elegir un modelo de negocio que funcione.

¿Qué nombre le pongo a mi puntocom? Esta puede ser la primera pregunta que surja al pensar en tener su propia empresa.

De hecho, los atributos que debe tener una marca para destacarse en Internet tienen mucho que ver con que sea distintiva, notoria, fácil de leer y pronunciar y que no genere confusión.

Si bien un error muy cotidiano es cuando los emprendedores utilizan marcas muy genéricas porque piensan que así van a lograr que se les van encuentre mejor en Internet y que pueden ahorrarse la inversión en publicidad. Si bien, el posicionamiento depende del contenido de la página, si se utiliza un nombre muy descriptivo, lo que se logrará es no diferenciarse de los demás.

Otro error común y que se debe evitar es el uso de nombres creados por imitación. Es cierto que se buscan alternativas ‘low cost’, pero como dice el refrán “Lo barato sale caro”.

Si el posicionamiento que se busca es a bajo costo, con una estrategia de marca interesante, pero con el concepto precio un poco limitado; se debe tener en cuenta que más adelante será muy difícil subir precios, y no se podrá hacer evolucionar la marca hacia mercados más elevados.

Los expertos consideran que lo interesante de crear y posicionar un nombre en el mercado es buscando la flexibilidad, esto para que nunca se tenga que cambiar, incluso si el posicionamiento de la marca cambia.

Según la página Emprendedores, estas son algunas técnicas y modelos que ayudarán a posicionar la empresa:

Modelo de suscripción: Se utiliza en un gran número de negocios, desde un gimnasio o un periódico, donde el cliente paga por el acceso a un producto o servicio con una periodicidad fijada y acordada de antemano.

Modelo de publicidad: Es el comodín que se suele utilizar en muchos casos como complemento para generar ingresos, pero la publicidad sola no es una buena elección para asegurar la rentabilidad.

Modelo de afiliación: Consiste en incitar a otros a que compren productos o servicios de terceros a cambio de una comisión por la venta.

Modelo de generación de leads: Este modelo de generación de ingresos tiene mucho recorrido desde el momento en el que haya particulares que demanden servicios especializados y profesionales que busquen ofertas de trabajo.

Modelo e-commerce: Se ha convertido en un clásico y ha evolucionado de la simple venta de productos a modelos híbridos.

Asimismo, aparecer en la primera página de Google es primordial para muchas empresas pese al boom de las redes sociales y las apps, el SEO es una rama madura sobre la que ya hay técnicas probadas como las siguientes:

  • Concreta en pocas palabras quién eres tú y quién es tu consumidor ideal.
  • Investiga cada url.
  • Cuando tengas clara la demanda, crea la oferta con un contenido que sintonice con el lenguaje de tus clientes.
  • Pensar en modelos, pero sin dejar de pensar en las personas.
  • Describe bien cada página.
  • Arquitectura web: categoriza con sentido.

Join the discussion One Comment

Leave a Reply